ACEITE ESENCIAL DE MANZANILLA

Manzanilla común


Aceite Esencial de Manzanilla para Aromaterapia:

Piel: aceite para el cuidado de la piel, acné, alergias, quemaduras, forúnculos, cortes, sabañones, dermatitis, eccema, cuidado del cabello, inflaciones, picaduras de insectos, piel sensible, heridas.
Circulación, musculatura y articulaciones : Artritis, articulaciones inflamadas, dolor muscular, neuralgia, reumatismo, esguinces
Aparto digestivo : dispepsia, cólicos, indigestión, náuseas.
Aparato reproductor : dismenorrea, menopausia, menorragia.
Sistema nervioso : dolor de cabeza, insomnio, tensión nerviosa, migraña, estrés.



Propiedades del Aceite Esencial

 Éstas Plantas Medicinales proporcionan un efecto Analgésico, antialergénico, antinflamatorio, antiespasmódico, bactericida, cicatrizante, colagogo, digestivo, febrífugo, fungicida, hepático, sedante, estimulante de la producción de leucocitos, estomacal, sudorífico, vermífugo, vulnerario.


Características del aceite esencial

 Líquido azul tinta, viscoso, con olor dulzón fuerte, cálido herbáceo. Combina bien con los acietes de perlargonio, espliego, pachlí, rosa, benjuí, neroli, bergamota, mejorana, limón, ylang ylang, jazmín y salvia romana

Advertencia
 Generalmente no tóxico, no irritante, aunque puede provocar dermatitis a algunas personas.